8 Maneras de animarte después de un mal día

Todos, en algún momento, tenemos un mal día. Un día en el que todo sale al revés, tenemos un problema en el trabajo, una discusión con nuestra pareja o con una amiga. Ese día estamos de mal humor y creemos que nada nos va a animar.

Aunque cada problema es un mundo, hoy, queremos daros algunos consejos para tratar de animarnos después de un mal día e irnos a dormir un poco mejor. Somos conscientes de que hay problemas muy graves y muy importantes que no van a reducirse siguiendo estos consejos, pero sí puedan ayudarnos a ver las cosas con más perspectiva.
animarte mal día

1. Apaga el móvil


Algo que nunca falla es apagar el móvil y desconectar, aunque solo sea una horas del mundo. Nada de mensajes, ni llamadas, ni email. Puede parecer difícil, pero es infalible. No vamos a llamar a nadie para contar lo que nos ha pasado, ahora, está todo muy reciente, y si lo hacemos, lo más probable, es que nuestro mal genio aumente.

2. Ve a hacer deporte


Si te gusta hacer deporte, aprovecha, y haz ejercicio. Ve al gym o a correr. Será perfecto para rebajar nuestro mal humor y para liberar tensiones.

3. Dedícate un tiempo solo para ti

Si no eres muy fan del deporte puede optar por prepararte una sesión de belleza. Una buena ducha relajante, una exfoliación y un tratamiento especial para tu cabello. Después, enciende unas velas pon música, la que más te guste, y prepárate una mascarilla facial relajante. Túmbate en el sofá mientras hace efecto e intenta no pensar demasiado.

4. Realiza una actividad que te relaje


Aquí tienes montones de posibilidades. A cada una nos relaja una cosa distinta: cocinar, coser, escribir, pintar, etc. Evita, solo este día, realizar tareas que no te gusten nada: planchar, hacer bricolaje, etc. Como os decimos son ejemplos. Puede ser que lo que relaje a una persona ponga nerviosa a otra. Vosotras, mejor que nadie, sabéis qué os gusta hacer.

5. Sal fuera de casa


Llama a unos amigos o a tu pareja y planead una noche fuera, si no quieres quedarte sola en casa. Una cena y unas copas podría ser un plan perfecto. Eso sí, muy importante, no hablamos del tema. Lo que buscamos es olvidarnos de ese mal día, así que procura no sacar el tema. Si el problema es muy importante, espera a mañana, que estarás más tranquila y verás las cosas de otro modo.

6. Date un capricho


Comprarte en la pastelería un bollo, un pastel o algún dulce, puede hacer que ese mal rato sea menos malo. También, si quieres, puedes ir de compras y darte un capricho. Cómprate ese bolso que siempre miras cuando vas a esa tienda o un par de zapatos nuevos. Aunque tu problema no va a desaparecer te sentirás algo mejor. 

7. Elige una película o una serie divertida


Vamos a dejar a un lado los dramas y las series tristes. Buscamos relajarnos y dejar atrás un mal día. Si elegimos una película muy dramática, solo conseguiremos sentirnos peor. Una película absurda, incluso mala, puede ser un remedio muy eficaz para dejar nuestra mente en blanco durante unos minutos.

8. Descansa

Es muy probable que tu cabeza vaya a mil por hora. Tómate algo caliente y acuéstate. Trata de tener tu mente en blanco. Justo después de tu sesión de belleza vete a dormir y descansa. Seguro que mañana estarás más relajada y podrás hacer frente, de una manera más racional a eso que te preocupa.

¿Vosotras cómo os animáis después de un mal día? ¿Podéis dar algún consejo más para afrontar estos días de mal humor? ¿Qué es lo que mejor os funciona?


ESCRITO POR Maite Gil
Autora del blog Creative Mindly y multiplicadora de horas. Me encanta la decoración, el diseño y las buenas ideas.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios :

Publicar un comentario